Archivos de la categoría edificios

Barcelona, la pesadilla de los carritos, sillas de ruedas y maletas

En general, Barcelona es una pesadilla para las personas con «problemas» con las escaleras, desde las estaciones de tren como Passeig de Gràcia (diseñadas por un sádico anticarritos), a la entrada de la policía en Plaza Catalunya, por no hablar de muchas estaciones de Metro que siguen sin tener ascensor, o lo tienen pero al salir de él, te encuentras que hay que subir o bajar escaleras igualmente.

Restaurante Miramar en espacio protegido de Montjuic

No lo entiendo, la montaña de Montjuic de Barcelona está declarada como zona verde protegida, pero sigue funcionando un restaurante para turistas, sin que pase nada.

Otro día hablaré del hotel Miramar que hay detrás del restaurante, mucho más nuevo y que se saltó a la torera la zona protegida y lo que hiciera falta.

La Generalitat se cachondea de los minusválidos, y de los que llevan carritos de bebes y maletas con ruedas

Hay que tener narices para gastarse EL DINERO PÚBLICO en campañas tan estúpidas e inútiles como «ViscaBarcelona», pero la campaña «Som-hi!» (vamos!) de la Generalitat, no sólo es aún más inútil, sino que encima parece que se cachondeen de los ciudadanos que van en sillas de ruedas, los que llevan maletas o que utilizan carritos para niños pequeños.

Ejemplos en la parada de Metro de Barcelona, «Poble Sec». No hay ascensor.

Saben aquel que dise... "pel trasport públic, som-hi" jajajajaja que risa
Saben aquel que dise...
Por el trasporte público ¡Vamos!
Traducción: Por el trasporte público ¡Vamos!
ViscaBarcelona!
ViscaBarcelona!

Y digo yo… ¿no hubiese sido mejor que el dinero para hacer esta propaganda tan inútil, lo invirtiesen en poner otro ascensor en alguna parada de metro que no tenga (como «Poble Sec»)?

Carteles gigantes publicitarios invaden Barcelona

Por un lado el ayuntamiento saca ordenanzas sobre la «apariencia» de las fachadas, que si no se puede poner ropa tendida, que si las antenas parabólicas y los aires acondicionados «hacen fea» Barcelona de cara a los turistas e incluso hay multas.

Por otro lado, llega cualquier agencia de publicidad y nos hace tragar anuncios de 15 metros de altura, literalmente «empapelan» hoteles» y edificios enteros con anuncios gigantes, de enorme contaminación visual y que afean enormemente la ciudad.

Se habló que el Ayuntamiento iba a pedir que las Ramblas fuesen Patrimonio de la Humanidad y el ayuntamiento, no sólo ha pasado de todo, además, a permitido empapelar con un anuncio GIGANTE todo un edificio de Las Ramblas.

Siento vergüenza ajena, tanto que piensan en «los turistas», ¿que deben pensar ellos de semejantes cutradas? ¿a la hora de poner publicidad, «vale todo» en Barcelona? ¿no existe ningún límite entre «publicidad sutil» y «el abuso e invasión de la publicidad»?