Odio los edificios con anuncios, pero hay excepciones

No me gusta nada los edificios que hacen obras y ponen anuncios gigantes super cutres. El caso es que en la Plaza Urquinaona han tapado un edificio con la misma imagen del edificio pintada. Muy bien, ojalá en los alrededores de Plaza España siguiesen el ejemplo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WC Captcha − 1 = 6