4 pensamientos sobre “Otro «porc» del autobús”

  1. Este blog es como si lo escribiese yo. Como si fuera mío. Lo he descubierto hoy y estoy alucinando con todas y cada una de las entradas. Además, siendo vecina del Poble-sec como soy, lo puedo entender (por desgracia) todo tan bien.

    Lo de los buses ya hace años que me tiene martirizada. En los trenes de cercanías de RENFE ocurre más de lo mismo. Yo, a mis niños del instituto (soy profe) también les digo que reflexionen y que piensen en todo lo que han pisado las suelas de sus zapatos.

    Sigue con esta magnífica página, tienes todo mi apoyo 🙂

  2. Pero no les tapes los ojos. Si tienen la osadía y malaeducación para poner los pies en los asientos también la tienen para que todo el mundo los vea y reconozca.

  3. Me he topado con tu blog buscando una pegatina para poner en mi blog, la de prohibido pisar los asientos. Es una cosa que me pone negro, y se ve cada vez más, junto con otras muestras de incivismo, por eso voy a ir colgando las fotos que hago en el Cercanías de Madrid cuando consigo que no me vean los cerdos. Y haré una pegatina, por si la quieres.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.