Archivos de la categoría cacas de perro

Sobre la limpieza de Barcelona

En mi barrio (entre Vallcarca y Sant Gervasi) prácticamente toda la suciedad que se puede ver es por las meadas de los perros y algún que otro “regalito” algo más contundente. Los contenedores de basura a veces están sucios y con basura fuera y se ven algunas manchas de aceite de las motos que aparcan en las aceras, pero de largo las necesidades fisiológicas de los canes son lo que más ensucia el barrio.

Orines en el Carrer de Gomis, en Barcelona
Orines en el Carrer de Gomis, en Barcelona

La verdad es que el problema no sé si es de exceso de micciones/defecaciones o de falta de limpieza por parte del ayuntamiento. Es habitual ver operarios del ayuntamiento barriendo, pero hay calles en las que nunca he visto que se baldee. En Avenida Vallcarca me he encontrado muchas veces la calle mojada o a los operarios en plena faena, pero llegas a Baró de la Barre y ahí se acaba la acera mojada. Durante los dos últimos años, nunca he visto esta calle mojada ni a los operarios baldeando ¿Puede ser que haya calles que no se baldeen nunca? Avenida Vallcarca normalmente está limpia, pero no sé si es porque la limpian más o porque la gente se preocupa más de que sus perros no meen en la calle porque suele pasar más gente. La verdad es que yo he visto varias veces a perros meando en aceras, farolas, paredes etc con los dueños tan tranquilos sabiendo que los veía, así que no sé.

He hecho fotos de dos zonas para que se vea de qué estoy hablando.  Las primeras, del día 19 de septiembre, pertenecen a un callejón sin nombre entre las calles Gomis y Esteve Terrades.  La ubicación exacta es:

http://maps.google.com/maps?q=41.413531,2.140215&hl=es&ll=41.413437,2.140505&spn=0.002905,0.004823&sll=37.0625,-95.677068&sspn=49.844639,79.013672&vpsrc=6&t=h&z=18

El caso es que es un callejón de unos 20 metros que los dueños de los perros deben de haber confundido con un pipican porque es increíble la de meadas que se concentran en él. Hay 11 fotos, así que sale a meada cada 2 metros. Teniendo en cuenta que no son precisamente pequeñas, el resultado es una calle entera degradada. El pipicán de verdad está a la insalvable distancia de 200 metros.

Meadas por el Carrer del Baró de la Barre.
Orines por el Carrer del Baró de la Barre.

Las fotos del día 29 de diciembre pertenecen a la calle Baró de la Barre. La zona donde más les gusta hacer sus necesidades a los perros está entre “Els jardins Doctor Comas i Llobera” y el primer cruce en dirección al viaducto de Vallcarca.  Aquí se puede ver la situación exacta con Google Maps:

http://maps.google.com/maps?q=41.416261,2.1426&num=1&t=h&vpsrc=0&z=17

Este trozo de calle está lleno de meadas. De él son las fotos como la que aparece a la derecha de este texto. Lo más gracioso, o triste, es que en “Els jardins Doctor Comas i Llobera” hay un pipican, que como se puede ver en las fotos, al final de la galería que hay abajo de este texto, está impoluto. Ni una meada. También hay una foto de una caca a un metro de una papelera. Vamos, que la gente ensucia porque quiere.

Texto y fotos realizados por una persona anónima.

Para bajarse todas las fotos de la galería en un sólo archivo (3,3 MB) : suciedad-en-barcelona.zip

Barcelona inundada de cacas de perro

Ya hace tiempo que me quejo de la enorme cantidad de excrementos de perro que hay en Barcelona, pero la cosa va “in crescendo” cada día que pasa.

Cartel propagandístico del ayuntamiento que muy pocos cumplen
Cartel propagandístico del ayuntamiento que muy pocos cumplen

Por poner un ejemplo, en la zona del Carrer Nou de la Rambla,  los propietarios de perros que los llevan a Montjuic, de cada 10 personas que he visto sólo 2 recogían las cacas de sus perros, el resto los dejan sueltos y van caminando sin mirarlos de manera que si hacen excrementos en la acera no lo ven y si les dices algo, o bien te contestan de muy malas maneras en plan “métete en tus asuntos” o bien te dicen que “no se habían dado cuenta”.

Naturalmente, la policía de la zona, aún sabiendo que cada día aparecen nuevos “ejemplares”, no hacen nada de nada. Lo más curioso es que cerca de allí hay un “pipican” pero hay más excrementos fuera del “pipican” que dentro.

Además ahora se ha puesto de moda ir con los perros sueltos, cuando según las ordenanzas está prohibido… pero que más les da, si la policía no les multa, pues ellos siguen haciendo lo que les da la gana.

Hay una web llamada BcnBruta (es como porcabarcelona pero mucho más educada) donde hablan de una propuesta de Quim Monzó sobre las cacas de perro. Es interesante saber que no soy el único que está hasta los cataplines de la suciedad que provocan estos bichos.

El cerdo que deja que sus perros caguen donde quieran

Hace unos días, iba con mi hijo pequeño cogido de la mano (tiene casi dos años) y casi toca una caca de perro que había en el suelo. Hace días que no veía ninguna y eso que en mi barrio hay un montón de perros.

Por fortuna, en Poble Sec la mayoría de los humanos con perros son personas limpias, responsables y civilizadas, pero hay un porc que por su culpa, los demás se llevan la mala fama. Así que después de investigar un poco, HE ENCONTRADO AL PORC DE POBLE SEC que ensucia la calle con sus chuchos.

Cada mañana pasea por los alrededores de la calle Galileo con dos perros y curiosamente, el tipo va entrajado y con corbata!! quién menos te lo piensas, es un marranillo de tomo y lomo.

El tipo va paseando con los perros sueltos y sin mirar atrás, de manera que si le dices algo te contesta que “no se ha dado cuenta” (claro que no se da cuenta, como que pasa olímpicamente de recoger las cacas de sus perros).

Le fotografío de espaldas y en muy baja resolución, así no se le reconoce. No querría hacer una web en contra de nadie, sino más bien de tipo antropológico de la sociedad actual, para que quede constancia de los actos incívicos que se repiten y que ojalá a alguien se le ocurra como hacerlos desaparecer.

Últimamente parecen que se han puesto las pilas y el barrio está más limpio de lo normal, me alegro que el ayuntamiento o quién sea trabaje en el tema, porque desde Poble Sec llevábamos una temporada un poco “marrón”.